Buenos Aires Digital

Internos de Trenque Lauquen repararon sillas de ruedas que beneficiarán a 25 pacientes oncológicos

En el taller de herrería de la Unidad 20 Trenque Lauquen, que depende del Servicio Penitenciario Bonaerense, se restauraron once sillas de ruedas que beneficiarán a 25 pacientes oncológicos que asisten a la filial de la Liga Popular de Lucha contra el Cáncer (LIPOLCC) en la localidad bonaerense de 30 de Agosto. 

A través de personal de Sanidad del penal, LIPOLCC solicitó la ayuda de los privados de libertad para que los pacientes con problemas de locomoción o de movilidad reducida puedan desplazarse.      

En el taller de herrería de la dependencia carcelaria ubicada en pasaje Las Tunas, Carlos Alberto, con la ayuda de otros dos compañeros y con el apoyo de la jefatura de la Unidad a cargo de Mario Clementi, arregló las sillas de ruedas. Durante tres días de intenso trabajo soldaron piezas, cosieron tapizados y fabricaron estribos, con bancos de escuela en desuso. 
“Tuve un amigo que falleció de cáncer y eso me marcó mucho. Lo vi atravesar la enfermedad y sé lo importante que puede ser una silla de ruedas para quién la padece. Me llenó el alma hacer esto y, sin dudas, lo repetiría”, contó el interno que finalizó el secundario en contexto de encierro con el mejor promedio y que heredó de su padre el oficio que hoy comparte a sus pares.   

LIPOLCC es un organismo sin fines de lucro, con sede central en la ciudad de La Plata, que ayuda a la población en lo que se refiere a prevención y diagnóstico temprano del cáncer. En la localidad de  30 de Agosto, localidad perteneciente al partido de Trenque Lauquen, un grupo de voluntarios se ocupa de llevar adelante la cotidiana tarea de escuchar, ayudar y acompañar a veinticinco pacientes y a familiares que deben atravesar tanto los pasos del diagnóstico, como los tratamientos o los controles posteriores a la cura.  

La secretaria de LIPOLCC (30 de Agosto), Silvia Benítez, se alegró por las sillas restauradas y contó que en los 43 años que lleva la entidad en el lugar, era la primera vez que recibía la colaboración de personas privadas de su libertad. 

Al respecto, el ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Gustavo Ferrari, señaló que "el trabajo se enmarca en nuestro plan de fomentar con recursos e iniciativas que los internos participen en actividades laborales, lo cual allana el camino para una mejor inserción social una vez que recuperan su libertad. Con este fin, este ministerio aportará todo lo que tenga que ver con educación y trabajo en cárceles, tal como nos encomendó la gobernadora María Eugenia Vidal". 

Carlos Alberto contó que reparó andadores con anterioridad pero que nunca había hecho un trabajo de esta magnitud. “Siempre trato de colaborar. En una oportunidad, capacité en electricidad y, por medio de mi mamá, me enteré que algunos que están libres pudieron conseguir un trabajo gracias a lo que aprendieron. La verdad es que me gusta ocupar el tiempo y hacer algo productivo para mi futuro”, concluyó el papá de Felicitas (9) y de Bruno (13). 

Comentarios

Buenos Aires Digital
Agencia de Noticias
http://www.buenosairesdigital.info
correo@buenosairesdigital.info